La mala praxis en odontología es tan probable como la de un médico clínico, un cirujano o cualquier especialista en salud. El riesgo es igual de alto porque se trata con pacientes y con responsabilidad civil, por lo que si el profesional lleva a cabo un acto cometiendo imprudencia, negligencia o impericia, causará un daño a la persona, lo que probablemente traerá como consecuencia un problema judicial o indemnización.

Hacé click, informate y contratá un seguro de mala praxis profesional

Mala praxis odontológica

Cuando se comete mala praxis en esta profesión hay dos etapas por las que el odontólogo puede pasar al recibir el reclamo. La primera etapa es la de mediación, que consiste un acercamiento de ambas partes para llegar a un acuerdo, y allí finaliza el proceso de reclamo. Sin embargo, cuando el acuerdo no se da en primera instancia, surge la etapa judicial en la cual se lleva a cabo el proceso de manera legal y con la intervención de un tribunal. En este proceso se repasan e investigan los hechos mediante presentación de pruebas siguiendo una serie de pasos que determinarán la verdad y la sentencia del juez. De resolverse el caso en contra del profesional, este debe asumir su responsabilidad y cubrir los gastos del daño ocasionado.

Lo que determina la presencia de mala praxis es la existencia de un daño real, resultado de una acción imprudente, de impericia o negligente y de relación directa con la causa y efecto entre la acción del odontólogo y el daño evidente. Así como el daño sea imputable, el profesional que realizó el procedimiento incurre en mala praxis.

Es por esto que, además de estar resguardado por un seguro, conviene llevar una correcta historia clínica. Gracias a ella se puede desprender el grado de responsabilidad del odontólogo, sea el paciente atendido por uno en particular o por diferentes especialistas de distintos consultorios en forma secuencial.

¡Cotiza YA!
Un asesor te llamara
seguro de mala praxis para odontologos

Asegurate contra los riesgos de tu trabajo

¿En qué consisten los seguros de mala praxis para odontólogos?

Los seguros de mala praxis para odontólogos son el resguardo que este profesional tiene ante un siniestro, brindan una cobertura de responsabilidad civil mediante pólizas adaptables a su grado de actividad y necesidades profesionales.

Los seguros de mala praxis para odontólogos respaldan al profesional en situaciones de riesgos imprevistos e involuntarios, muy latentes en la profesión. Un ejemplo simple y regular es el mal uso o aplicación de algún instrumento necesario en la práctica profesional, con riesgo de ocasionar un daño leve o incluso grave al paciente.

¿Necesitas un seguro?
¡Cotizá YA!
011 6009 3038
close-link
¿Necesitas asistencia?
Un asesor te llamara
011 6009 3038
close-link

Chatea con Nosotros

Contratar seguro

Chatea con Nosotros

Contratar seguro